CONSERVA LA ESTRUCTURA Y LA FORMA DE TUS BOLSOS Y ACCESORIOS EN PERFECTO ESTADO

CUIDADO DEL PRODUCTO

Todos los productos Furla están hechos a mano con una técnica artesanal excepcional. Cada producto lleva la etiqueta de instrucciones para un cuidado óptimo. Lee y sigue atentamente las instrucciones de cuidado. Si tienes alguna pregunta, no dudes en ponerte en contacto con nuestro cservicio de atención al cliente.

PIEL

Nuestros productos han sido realizados por expertos que seleccionan cuidadosamente pieles de alta calidad tratadas con métodos naturales: las aparentes imperfecciones son en realidad rasgos naturales únicos. Para conservar su calidad original, no expongas el producto al calor y/o a fuentes de humedad. Si se moja, sécalo inmediatamente con un paño neutro seco y suave, y déjalo ventilar. La piel se puede manchar al entrar en contacto con agua, aceites o cosméticos. Utiliza una leche limpiadora o una crema neutra y un paño ligeramente humedecido para limpiar el producto.


PVC

Es un tejido 100 % PVC. Este material puede absorber los colores si se mantiene en contacto con otros materiales. Para conservar la calidad de este artículo, evita el contacto del PVC con la piel de anilina o el tejido de poliéster. Evita el contacto directo con la luz durante un tiempo prolongado para que no se produzcan cambios de color. No pongas el producto en contacto con superficies afiladas, ya que podría arañarse. No utilices disolventes, sino un paño húmedo para limpiarlo. Ten cuidado con las manchas de tinta y bolígrafo, pues pueden ser permanentes. Debes sacar las correas del estuche cuando no utilices el producto.


PELO SINTÉTICO

La marca Furla está comprometida con cuestiones medioambientales y éticas, por lo que ha decidido adoptar el estándar "Fur-Free" en sus colecciones. Para conservar la calidad de este artículo, no utilices cremas ni disolventes, sino un paño ligeramente humedecido o un cepillo de cerdas suaves para limpiarlo. En caso de contacto con lluvia, sécalo inmediatamente con papel absorbente y déjalo ventilar de forma natural. Conserva el artículo en un lugar seco y lejos de fuentes de calor. Guarda el artículo en su estuche.


TERCIOPELO

Este tejido se caracteriza por su tacto suave y aterciopelado. Gracias a las características intrínsecas del tejido, las irregularidades de la superficie no son imperfecciones, sino una propiedad. Para conservar la calidad de este artículo, no lo expongas a la luz directa, la humedad o el polvo durante un tiempo prolongado. En caso de contacto con lluvia, sécalo inmediatamente con un cepillo de cerdas, déjalo ventilar de forma natural y no lo expongas a la acción directa del calor.


ANTE

Para conservar la calidad de este artículo, no lo expongas a la luz directa, la humedad o el polvo durante un tiempo prolongado. En caso de contacto con lluvia, sécalo inmediatamente con un cepillo de cerdas, déjalo ventilar de forma natural y no lo expongas a la acción directa del calor. Los aceites y cosméticos pueden manchar la piel. Cuando no utilices el producto, evita el contacto con otras pieles y guárdalo en su estuche. Para limpiarlo, utiliza un cepillo de cerdas suaves o una goma para ante.


PIEL DE VACA

Ten en cuenta que los tonos de color y las irregularidades no son imperfecciones, sino un precioso rasgo que muestra el carácter único del producto. Para conservar la calidad de este artículo, no utilices cremas y disolventes, sino un paño suave y seco para limpiarlo. En caso de contacto con lluvia, sécalo inmediatamente con papel absorbente y déjalo ventilar. Conserva el artículo en un lugar seco y lejos de fuentes de calor. No pongas el producto en contacto con otras pieles, guárdalo en su estuche.


LONA

Utiliza un paño ligeramente húmedo para limpiar el tejido. Para conservar el artículo, no utilices disolventes y evita el contacto con pieles u otros tejidos.


SEDA

Estas creaciones sofisticadas y delicadas requieren un cuidado y unos tratamientos especiales para que sus características perduren en el tiempo. Utiliza el programa de lavado delicado.


LANA

La lana es un tejido que necesita ser tratado con cuidado. Las soluciones alcalinas de los detergentes pueden estropear el tinte en la lana, así como debilitar las fibras, por lo que debes utilizar un detergente suave para lavar a mano o lavar en seco.